/ Adell de Bernardo

/ Show Room

/ Madrid

Qué nos pedían: Tras 30 años fabricando estructuras de sofás para otras marcas, querían diseñar y fabricar sus propios modelos y tener un espacio expositivo propio, convertirse en un lugar experiencial en el que los clientes pudiesen probar los modelos de sofás.

Cómo lo hicimos: Creamos un show room amigable y alegre en el que jugamos con las luces y las texturas un espacio en el que sentirse a gusto y bien, casi como en casa.

Y así quedó: Una tienda diáfana donde cada rincón es un espacio único en el que uno se encuentra cómodo para elegir el modelo de sofá que está buscando.

«Nos sirvió para demostrar que se pueden evitar las típicas exposiciones de sofás con demasiado producto.»