/ Al fondo hay sitio

/ Tasca

/ Madrid

Qué nos pedían: Una tasca al modo de los antiguos locales del Madrid castizo donde siempre encuentras un lugar donde acoplarte y tomar una copa de vino, pero dándole un toque moderno y cálido. Nos pidieron diseñar también el logotipo.

Cómo lo hicimos: Basándonos en ese concepto de encontrar un hueco para tomar esa buena copa de vino y una tapa en un lugar acogedor, creamos un espacio bien aprovechado en el que destacaban la madera, el ladrillo visto y los colores cálidos que dan sensación de amplitud a pesar de tratarse de un lugar estrecho.

Y así quedó: Una bonita tasca, acogedora, moderna, en la que apetecía tomarse algo y disfrutar de una buena tapa y un vino en la mejor compañía.

«Nos encantó el reto de aunar modernidad y tradición para un local de tapas.»